Como abrir una caja fuerte

como abrir una caja fuerteEn este artículo vamos a enseñarte a abrir una caja fuerte en el caso de que olvidarás la clave por algún motivo. No obstante, debes saber que no todas se abren de la misma manera ya que en el mercado existen distintos modelos de cajas fuerte que disponen de diferentes sistemas de apertura.

Olvidar la combinación de la caja fuerte, es algo más habitual de lo que parece. La memoria puede fallar y quedarte en plena noche sin poder acceder a los objetos personales que necesites, como joyas, documentos y sobre todo el dinero. Lo más aconsejable es acudir a un cerrajero profesional, pero si no tienes esa posibilidad existen algunos trucos que puedes utilizar para abrir una caja fuerte aunque es un proceso lago y tendrás que tener algo de paciencia.

Pasos para abrir una caja fuerte

  1. Conocer y analizar la cerradura. Antes de actuar es preciso comprender el mecanismo de la cerradura. Por ejemplo, normalmente poseen tres ruedas que se entrelazan para completar la combinación que abre la puerta. Como sabes para abrir este tipo de cajas fuertes debes girar hacia la derecha e izquierda cada vez que introduces el número.
  2. Segundo paso es averiguar la combinación. Después debes pasar todo el dial que está en la cerrada hacia la derecha para saber que todas las ruedas se encuentren desenganchadas.
  3. En el tercer paso necesitaras un estetoscopio. Como podrás recordar cada vez que giras el dial hacia el número de la combinación se escuchaba un clic. Ahora deberás hacer anotaciones de los números que lees en el dial cuando gires y escuches dos clics. Podrás conocer la longitud de la combinación, aunque para escucharlo bien debes utilizar un estetoscopio.
  4. Repetir el proceso. Deberás repetir el proceso y escuchar de nuevo para cerciorarte que las anotaciones son correctas cuando escuchaste cada click. Después para comenzar a probar los clicks que anotaste, debes girar el dial hasta la posición cero.
  5. Combinación de lo clics. Por último, deberás combinar los números que anotaste cada vez que escuchaste un clic. Utiliza un papel para preparar las posibles combinaciones e ir probándolas una por una. También es necesario saber el número de combinaciones que tiene la caja. Por ejemplo, si al girar el dial escuchaste 3 veces dos clics, quiere decir que necesitas una combinación de 3 número para abrirla.

Aunque se trata de un método sencillo, necesitarás tener mucho cuidado a la hora de elaborarlo además de paciencia. Tendrás que probar varias combinaciones hasta que puedas dar con la acertada para abrir la caja fuerte. La ventaja será que no tengas que gastarte dinero llamando a un cerrajero.

Se aconseja realizar la operación sin demasiados ruidos alrededor que pueda distorsionar la escucha de los clics. Por su parte, muchos fabricantes, previa identificación del cliente, ofrecen la clave de la caja fuerte de forma segura. Si desconoces el fabricante de la caja fuerte, puedes anotar el serial que suele ubicarse en la parte trasera que te permitirá acceder a esa información.

Método sencillo para quitar el gotele de la pared

como quitar goteleAntes de comenzar a quitar el gotele de la pared, es fundamental determinar la clase de material que lo compone.

Existen diversas técnicas para lograrlo, pero puedes optar por frotar tu mano contra la pared. También está una técnica muy común que consiste en aplicar un poco de agua sobre la pared y visualizar la forma en que se comportan las gotas de agua. Al echar el agua, pueden suceder dos cosas:

  1. Absorción del agua: indica que la pared está revestida por pintura al temple. En ese caso, lo recomendable es mojar la superficie con agua y esperar que la misma la absorba en su totalidad. Luego procede a raspar la pared con la ayuda de una espátula y retira el revestimiento, evitando no estropear el soporte pues así podrás pintar sobre él como si nada hubiese pasado.
  2. Deslizamiento del agua: señal de que la pared está recubierta con pintura poco absorbente, o puede que sea pintura plástica. En este caso particularmente resulta complejo quitar el gotele de la pared Sin embargo, es recomendable usar una espátula y raspar las puntas más pronunciadas hasta en la medida de lo posible.

No obstante, en el mercado podrás encontrar diversos productos para quitar el gotele de la pared de manera rápida, sencilla y eficiente. Ve a la tienda y compra el de tu preferencia.

Una vez que lo tengas, comienza a realizar los siguientes pasos, pues la mayoría se aplican del mismo modo. Pero antes de comenzar, asegúrate de que sea el mismo procedimiento.

  • Preparación de la pared

Lo primero que debes hacer es limpiar la pared, es decir, eliminar pinturas mal aplicadas. Sólo debes raspar con una espátula. Luego que la pared esté lista, prosigue emplear el producto con un rodillo. La cantidad del producto debe ser suficiente ya que debes distribuirlo lo más uniforme posible y moviéndolo en la misma dirección. De esa forma estará garantizada una correcta distribución del producto.

Este primer paso correspondiente a quitar el gotele de la pared es igual a pintar una pared común y corriente.

  • Alisamiento del producto

Tras haber aplicado el producto viene la parte del alisado. Con una espátula lo suficientemente ancha o una llana, alisa la superficie con delicadeza y precisión. En caso de utilizar una llana, utilízala en un ángulo de 40 o 50 grados aproximadamente.

Es importante que no dejes transcurrir entre el primer paso y este más de 10-18 minutos para que quitar el gotele de la pared sea un verdadero éxito.

  • Eliminación de imperfecciones

Es habitual que en la pared queden imperfecciones. No te preocupes, busca una herramienta y comienza a lijar esas pequeñas imperfecciones para que la superficie quede lisa.

Si la primera ronda de aplicación del producto no fue suficiente para quitar el gotele de la pared, realiza la operación nuevamente. Por cada aplicación debes esperar entre 4 y 6 horas para que el producto se seque muy bien.

Ten presente que el número de aplicaciones dependerá de lo fino que sea el gotele, pero generalmente son de una a dos manos.

Al quitar el gotele de la pared en su totalidad, y que la misma esté seca y lisa, puedes comenzar a pintar con el tono de pintura que quieras o si quieres dejar el trabajo en las manos de profesionales, puedes contar con los mejores pintores en Zaragoza.

 

Como limpiar una piscina

como limpiar una piscinaGracias a las nuevas tecnologías, podemos disfrutar de las piscinas tanto en invierno como en verano. El agua climatizada te permite aprovechar de este tiempo de ocio las 24 horas del día, también. Pero a pesar de este maravilloso avance, no te olives que no se mantienen solas y necesita una limpieza regular.

Existen diversos métodos para el mantenimiento y limpieza de piscinas, aunque se dividen en dos grandes grupos: mantenimiento manual o automático. Su elección casi siempre depende del presupuesto. Aunque disponer de un limpiador automático es mucho más cómodo si no se tiene tiempo suficiente.

Esto hace que la mayoría de piscinas, hoy en día, estén equipadas con sistemas de filtrado para retirar suciedades y hojas. No obstante, es lo más recomendado. Mejora la eficacia de los productos de piscina para el tratamiento de las aguas.  No obstante, no debemos limitarnos al uso de estos elementos automáticos, sino también tener en cuenta el buen uso del tratamiento químico de forma que sea saludable para los usuarios. También hay que tener en cuenta otros factores externos que influyen en la limpieza de la piscina, como el sol. Cuando se alcanza una temperatura entre los 20º a 25º, tiende a desestabilizare el PH y empiezan a degradarse los productos del agua.

Pasos para limpiar piscina

Aunque utilices la piscina todo el año y dispongas de sistemas de filtrado, es bueno vaciar regularmente toda el agua y hacer un mantenimiento de temporada. Aprovecha, el inverno para realizarlo y a principios del verano. Es decir, es aconsejable hacer un mantenimiento y limpieza de fondo, al menos dos veces al año. Aunque deberías hacerlo antes si notas que el fondo se ha ensuciado antes de tiempo, detectar manchas verdes o simplemente quieres reparar alguna fisura.

Es también el momento ideal para comprobar si hay que realizar alguna reparación. Normalmente la piscina suele sufrir desgaste e incluso puedes encontrarte algunos azulejos rotos que tengas que reparar o incluso existan fisuras. Para ello se aconseja el uso del epóxido.

Una vez que comprobemos y reparemos la piscina, pasaremos a limpiarla. Para ello puedes emplear cepillos, ácidos y añadir una capa anti-algas. Nunca utilices el jabón, puede reaccionar negativamente con los restos de cloro. Una vez que limpies la piscina quizás quieras volver a llenar la piscina, para ello deberás revisar el buen funcionamiento de la depuradora. Comprueba, sobre todo, que los filtros se encuentren en buen estado.

Mantenimiento y limpieza diario

Además de la limpieza a fondo de temporada, es importante controlar diariamente la higiene de la piscina. Comprobar que el agua esta limpia y retirar diariamente el resto de las hojas y demás residuos que puedan caer en la superficie. Se debe añadir cloro diariamente en las cantidades aconsejadas para que el ph del agua se encuentre al nivel adecuado. Es decir, entre el 7,2% y el 7,6%.

Recuerda que el uso de una lona para la piscina te ayudaría a mantener la piscina más limpia, pero además a perder menos agua por la evaporación.